domingo, 24 de mayo de 2009

UNA ORGANIZACIÓN POLÍTICA QUE NOS TRAJO EL TIEMPO

Finalmente, y como nadie se a atrevido a sacarme del apuro, me he decidido a dar una respuesta al ejercicio que propuse en la última entrada. Si viene por aquí algún lector, tenga piedad y no me lo abuchee mucho, es sólo una ratito de imaginación. Ahí va:

UNA ORGANIZACIÓN POLÍTICA QUE NOS TRAJO EL TIEMPO.


En el escenario de la forma de organización política que propongo el crecimiento de la población es más lento. Se produce mucho menos para intercambiar bienes y servicios, y puesto que la economía es más chiquita, hay menos trabajo.

Tras la Directiva Europea 9/20XX/CE, conocida como Directiva Latouche, los hombres y mujeres de Europa, han decidido entonces repartirse el laburo, y han disminuído sus horas de empleo.

Algunos, cómo yo, han decidido con el tiempo que tienen de más, aumentar sus horas de dedicación a la política.

Como el tiempo ya la había liado parda haciendo decrecer la economía, los hombres y mujeres de Europa decidieron por el momento no meterse a reestructurar las demarcaciones territoriales como unidades de decisión legislativa y de ejecución de dichas decisiones.

Hoy nos tocaba votar una ordenanza de Elche, el mes que viene una Ley de España y para Mayo había previstas 3 que incumbían a las relaciones con Europa. Nos parecía demasiado estudiar pero bueno, lo habían decidido así en el Departamento de Ordenación Legislativa.

Todos los que queríamos votábamos porque años atrás también se había aprobado la Directiva Europea, la 1/20XA/ CE de Sosa, que propició la reforma de las Leyes Electorales y de Partidos Nacionales, atendiendo ahora al objetivo de devolver la política a los ciudadanos.

Decía que hoy me toca votar. Tenemos menos cosas, pero entre las que sí, está internet, y las PDA’s. Introduzco la contraseña de usuario. Faltan 20 minutos para la hora de las votaciones y todavía no sé que elegir. Repaso los 8 propuestas que han elaborado cada uno de los 8 partidos que nos representan en la administración local y nada, es que me da la sensación de que todos tienen su parte de razón.

Me da miedo pensar en el año que viene, cuando me toque a mi ser partido del Parlamento Autonómico. Entonces Ordenación Legislativa me asignará un tema para elaborar una proposición legislativa y la verdad, no se si estaré preparada para hacer eso. Una se pone a leer los informes de los técnicos y luego la opinión de la periodistas y parece que proponga lo que proponga siempre va a dejarse excluido a alguien.

Y lo peor no es eso, lo peor será como la Comunidad Valenciana vaya y vote mi propuesta, y entonces me toque formar parte del gobierno y ¡Ala, señora sabionda, váyase los años siguientes a dirigir la implantación de su fabulosa ley!.

Desde luego, ¡quien me mandó inscribirme en la Bolsa de Voluntarios!.

Y en ese pensamiento se escuchan los acordes de TIME de KROKE, el sonitono que le he configurado a la PDA para que me indique el momento de las votaciones.

“Señora Paraula.- me insta la PDA.- Votación para la Ordenanza de Protección y Ordenación del Palmeral. Inserte el nº de la propuesta que apoya.”


Creative Commons License
Una organización política que nos trajo el tiempo by Barbara Paraula is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España License.

7 comentarios:

  1. Deje la política, Dª Bárbara, es usted demasiado sensible y responsable, está preocupada por no estar a la altura de sus obligaciones.

    Error. Sí el PARTIDO la designa, por muy burra que sea, ellos han decidido por usted. Ejemplo, Dª Bibiana y la Sra. Chacón.

    No importan sus errores. Son fieles al jefe y no se cuestionan nada que no sea seguir en el machito al que la suerte las ha llevado.

    Un abrazo, Doña.

    ResponderEliminar
  2. No sé Señor García Frances, quizás no sean como usted las describe, es cierto que a menudo hacen cosas muy burras, pero también que la política convierte en mucho mas mezquino cualquier sentimiento humano porque va asociado al poder y por tanto los malos efectos de los defectos se multiplican.... Pero me extraña que no les preocupen sus errores.

    No sé si es cierto lo que ahora creen los polítics: que para que lo voten a uno no hay que demostrar que se han cometido errores, ni arrepentimiento, ni cambios de actitud.

    Espero que sólo sea una gran mentira, una de esas como el crédito o como que la felicidad y el progreso social vienen de la mano del crecimiento sin límites de la economía. Tal vez algún día, cuando una a una vayan yéndose al carajo todas estas mentiras (y previsiblemente sean substituidas por otras) encontraremos una forma de representar y ser representados más honesta.

    ResponderEliminar
  3. Mis queridos amigos blogueros. Yo prefiero quedarme a veces en una isla de ingenuidad tipo película de Kappra.Aquellas escenas en las que sale el Monumento a Lincoln o una leyenda que reza "...al pueblo soberano...", y todo eso. Porque, en teoría, los jefes de esta cuadrilla somos nosotros. Empezando por los que cobran de mil euros o los que se han quedado en la puñetera calle. Muchos no quieren prestación. Lo que quieren es trabajo. Pero bueno, no nos metamos tanto con los políticos no vaya a que nos crucifiquen (eso sí, en un crucifijo laico)!!

    ResponderEliminar
  4. Saludos de nuevo.
    Todo es posible si uno se empeña, fíjese en Obama y en Mao....
    Le estoy preparando el post económico (quién me manda meterme en estos berengenales...jajajaja).
    Me alegra que por lo menos no saliese indignada del mitin aquel.
    Feliz martes.

    ResponderEliminar
  5. Doña Bárbara ya le he hecho un resumen ameno.
    Espero le sirva.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Fidelio, me alegra de que sea usted tan optimista y tan teórico.

    De soberanía del pueblo nada de nada. ¿Es soberanía elegir entre la lista cerrada A y la lista cerrada B?.

    Es bueno quejarse de los políticos, pero no así. NO a golpe de noticia, a golpe de actualidad, sin tener en realidad ni puta idea de como es la gestión de esta gente. Sin comprobar ni cuestionarnos las fuentes de esa actualidad, dirigidas nuestas opiniones como borregos por los creadores de opinión de los medios de comunicación.

    NO SABEMOS NADA DE POLÍTICA, les seguimos el juego, les dedicamos una crítica bílica (de bilis) en los blogs y al día siguiente olvidamos esa y vamos corriendo a criticar la siguiente noticia, la de la actualidad del día. De las barbaridades de política que no publican ni el Mundo ni El País, ni puta idea.

    Y así, hasta que llegan las elecciones, que entonces tenemos el gran privilegio de poner una cruz entre dos posibilidades, ambas muy muy malas y en cuya confección no hemos influido en absoluto.

    ResponderEliminar
  7. UPE,
    indignada no, pero confirmé algunas sospechas que le hago saber en mi siguiente post. Espero que no se sienta ofendido, agradezco de veras la atención que ha tenido conmigo..... Y SOBRE TODO ESPERO QUE USTED CREA QUE TODO ES POSIBLE, y que como buen militante de UPYD intente conseguirlo en su partido.

    ResponderEliminar