jueves, 30 de julio de 2009

Vamos a por vosotros

He encontrado este mensaje, que nos gustaba tanto, perdido en un blog y he cortado y he pegado. Porque ideas tan importantes han de estar en más de un sítio en estos momentos.

"Y como las cosas pueden haber dado ya un vuelco radical, que puede ser histórico, tiene sentido que yo os diga lo que ahora os voy a decir, con la paz y con la palabra, pero también con la ley, con la paz y con la palabra: a por ellos. Desde el respeto a la vida..., desde el respeto a la vida, desde la más profunda de las convicciones democráticas, desde la más firme defensa de la convivencia pacífica: a por ellos con la paz y la palabra. Porque somos infinitamente más y, sobre todo, porque somos infinitamente mejores: a por ellos, porque ¡basta ya!"


Victoria Prego,Por la paz, la unidad y la libertad, 14 de julio de 1997

Han pasado doce años. No estamos mejor.
Tenemos que inventar ya la forma de hacerlo:


Vamos a por vosotros.
Con la ley, con la paz y la palabra.
Porque somos infinitamente más y,
sobre todo,
porque somos infinitamente mejores.


Vamos a por vosotros

20 comentarios:

  1. ¿Y porqué a veces se nos olvida que tenemos que ir a por Ellos?

    ResponderEliminar
  2. No se nos olvida.
    Pero quizás conviniera avisarnos unos a otros cuando sepamos que hay algo que podamos hacer, aparte de ir a los cuarteles de la Guardia Civil, y dejarles un testimonio de nuestro aprecio y solidaridad, con una tarjeta dando las gracias.

    ResponderEliminar
  3. El problema es que no tenemos muy claro en qué consiste ir a por ellos, por lo que parece.

    ResponderEliminar
  4. Pues mira VIEJECITA, yo voy a hacer lo que tú, ir al cuartel a dejar una tarjeta. También reclamo que si alguien piensa en otra cosa que podamos hacer, que nos lo diga.

    ¿Que es ir a por Ellos Edison?. Pues de momento, y no habiendo inventado otra forma , ir con la ley, con todo el peso de nuestra justicia, y nuestras fuerzas de seguridad. Reclamar eso, reclamarlo siempre que tengamos la oportunidad. Y decirles, siempre, que no los queremos entre nosotros y que les perseguiremos de voz, y de justicia.

    ResponderEliminar
  5. Tenemos que inventarlo y no sabemos bien cómo. En 1997 creímos que era posible porque éramos muchos los conmocionados. Hoy no somos tantos. Ayer me di una vuelta por las televisiones y me pareció que sólo VEO e Intereconomía tenían un lazo negro.

    ¿Cómo es posible que parezca que no pasa nada?

    ResponderEliminar
  6. Funes: Escribamos a las televisiones, pidámosles un lazo negro, al menos. Un lazo negro para siempre.

    ResponderEliminar
  7. Comandancia de la Guardia Civil de Burgos
    Glorieta de Logroño nº 3
    Burgos 09007

    Estar son las señas del cuartel de la Guardia Civil de Burgos.
    Yo les he mandado algo para la casa, (me imagino que necesitarán de todo, desde juguetes para los niños, hasta lámparas, o cacharros de cocina, que han destrozado las casas de un montón de familias). Lo he mandado junto con una carta, con la fotocopia de mi DNI, para que estuvieran tranquilos que no era ninguna bomba, dándoles el pésame y las gracias.
    ¿Os imaginais como les sentaría de mal a los desgraciaos esos, si empezasen a llegar cartas y paquetes de todas partes para estas familias? Eso sí que sería una bofetada.

    ResponderEliminar
  8. Estimada Bárbara, suspendamos el “usted”, si no pones inconveniente (por si hay ocasiones de seguir en contacto).

    No hay muchas cosas que me puedan dar pistar para que no seas de “mi devoción”. Al contrario, visto tu “perfil” hay muchos puntos de gozoso contacto, como los libros del jefe samoano (los samoanos son unos cachondos; se chotearon a fondo de Margaret Mead que no la untó ni con pala –además de no hablar samoano y hacerse con el auxilio de un intérprete–, con la consecuencia de escribir uno de los libros antropológicos más falsos de la historia, un verdadero fraude científico), el de Orwell y no digamos el de Nigel Barley y sus aventuras con los Dowayo, de las cosas más oxigenadamente divertidas que he leído en mucho tiempo.

    En cuanto al señor Yago, sí, efectivamente tengo sobrados motivos para sentirme estafado y mi confianza vulnerada, incluso sin existir ese “aviso explícito” que no debería ni tenerse en cuenta para permitirse el hacer público lo que era evidentemente algo privado. ¿No daba yo ninguna pista con haber dicho con claridad “He preferido escribirte este correo personal y no responderte en tu cuidada bitácora”? Si no se desprende de ello que mi opción prefería el ámbito íntimo y no el colectivo es que necesitamos de un manual hasta para dar los buenos días.

    También veo que te has percatado cómo el mencionado “no estuvo fino en sus calificaciones” hacia mí. También afirma: “debo confesar un secreto aprecio (…/…) por el autor”, refiriéndose a mí. Yo debo de confesar, a mi vez, mi sorpresa por tan recóndita estima, que no seré yo quien tenga la osadía de negar, si así se expresa, aunque me pasme la metodología empleada para hacerla explícita. ¡Hombre, a quien me valore y respete en algo no voy a exigirle que ratifique su simpatía hacia mis convicciones con atabales y chirimías por la vía pública, pero tampoco tengo al pitorreo como expresión de cariño, precisamente!

    También me resulta divertido el cuidado puesto en haber “eliminado la identidad del autor”. Se me ocurre un concurso de telegramas, para averiguar su remitente:

    “Querido Jesús –STOP– Estoy contento porque he hecho trabajillo y he ganado treinta siclos plata –STOP– Quedamos huerto Getsemaní esta noche –STOP– En cuanto te vea te daré beso –STOP– Tuyo JI”

    Voy a ver si encuentro algún patrocinador para premiar con un millón de dólares a quien resuelva el enigma.

    Quédate con otra impresión en lo que se refiere de mí hacia ti, porfa. Te he escrito esta nota para despejarte toda duda.

    Un saludo afectuoso, también para ti.

    ResponderEliminar
  9. Buenas tardes Bárbara, amigos.

    Hace unos meses, tras el asesinato de Ignacio Uría escribía esto en mi blog: "Me viene a la memoria el principio de la década de los ochenta en Irún, cuando llegué con mi familia a esa entrañable ciudad. Gobernaba en España Adolfo Suárez, los nacionalistas vascos comenzaban a organizarse ante el nuevo marco político,…En el Gobierno de Suárez (el Ministro del Interior era Juan José Rosón. Me acuerdo muy bien, aunque era un niño…

    …Me acuerdo de esos funerales casi vacíos de gente, obvio decir que de guardias civiles o policías nacionales o militares (por aquel entonces casi siempre eran las FFSS las afectadas, junto con el Ejército). Asistía una representación institucional del Estado (Gobierno Civil, a veces el Ministro).
    Aquellos funerales eran muy tristes, vacíos casi de gente, oficiados por algún capellán militar,… Años después Juan José Rosón comentaría la terrible soledad, el asfixiante desasosiego que experimentaba cuando al frente de la representación institucional tenía que transmitir el mensaje de condolencia del Jefe del Estado a los familiares del asesinado…
    (Por aquel entonces, a principios de los ochenta, un niño paseaba en Rentería y se puso a jugar con una mochila que encontró en la calle, como si fuese un balón. El niño se llamaba Alberto Muñagorri y... se quedó sin un pie y sin la visión en un ojo. Tenía diez años y sucedía en 1982. Arconada, su ídolo, era el portero de la Real y de la Selección Española de fútbol).

    Años después vendrían las protestas (minoritarias y calladas al principio) de ese organización impagable por su coraje cívico y ético llamada Gesto por la Paz. Eran muy pocos, a veces cabizbajos ante las burlas, las pedradas, los ataques de ellos … (voy a controlarme, no se merecen nuestra ira).

    Poco a poco la protesta cívica se haría más evidente, más numerosa, más vibrante, sin complejos políticos de ningún tipo: Las protestas populares ante el secuestro del industrial Julio Iglesias Zamora (1993) supuso, para mí, el punto de inflexión en el movimiento de respuesta ciudadana frente a ETA, en Euskadi. Pero lo más importante estaba por llegar. El desenmascaramiento de los “revolucionarios vascos” y su ideología totalitaria y asesina tuvo como punto culminante aquella unión, casi mística, de todos los ciudadanos vascos y españoles en los actos de respuesta frente al asesinato a cámara lenta de Miguel Ángel Blanco… hasta hoy. Foro Ermua y Basta Ya, completaron en Euskadi, junto con Gesto, el espectro contestatario ante el totalitarismo terrorista, El legado ético de estos movimientos sociales y cívicos resulta hoy en día inconmensurable. Y todo empezó con un puñado de ciudadanos alzando su voz, prácticamente solos (no más de veinte) frente a la tiranía.

    Hoy, cuando echo la vista atrás y me acuerdo de la soledad de Juan José Rosón, Ministro del Interior (era natural de Becerreá, Lugo), a pesar de las indecentes utilizaciones políiticas del terrorismo como arma arrojadiza, he de confesar que hemos avanzado mucho en la lucha frente al crimen de ETA y su entorno. Y quiero sentirme optimista, porque quiero pensar que lo que nos une a los demócratas (en todas sus vertientes, socialdemócratas, liberales,…), es muy superior frente a lo que nos separa.
    Somos mucho mejores que ellos. De eso no hay duda".

    Perdóneme por extensión del comentario, pero hoy tengo esta reflexi´n más viva que nunca.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. VIEJECITA.

    Muchas gracias. Voy a hacer lo mismo que usted, ya tenía comprada la tarjeta pero no tenía clara donde mandarla ni como acompañarla. Me ha ayudado a ver que hay una cosa más que podemos hacer además de condenar: ACOMPAÑAR.

    Un beso amiga

    ResponderEliminar
  11. FUNES
    Quiero volver a expresarte la gratitud de dejarme utiizar su post. Aunque remite a Victoria Priego, el volver a traerla al presente ha sido una idea indispensable que yo no hubiese tenido sin ti.

    ResponderEliminar
  12. AURORA,

    Sí, que no se nos olvide ya más. Y además de condenar, y de sacarle los dientes a esos cabrones, vamos a ACOMPAÑAR A LAS VÍCTIMAS.

    Un abrazo guapa, y no te amargues mucho con esos "visitantes" que tienes a veces por el blog.

    ResponderEliminar
  13. Kepa,
    Que bonito aire fresco me traes viniendo por aquí. Lo cierto es que tenemos algunos otros referentes comunes, además de Barley, el Jefe Samoano y Orwell. Los descubro cada vez que te leo. Por ejemplo Watzlawick. Si bien yo no tengo la capacidad de hilvanarlos como tú en los comentarios.

    A veces todos esos autores y citas con los que te manejas me desbordan, ya te lo dije una vez, y expliqué que seguro era por una falta mía de cultura. Igual es lo que ha intentado decirte Yago también, con eso de " Kepa dejate de..." aunque con indudable poco tacto. No sé, tengo buen concepto también de Yago, y eso que lo conozco poco. Pero por su manera de expresarse, y aunque a veces, como todo wl mundo cometa atropellos, me parece un hombre en general razonable y honesto... y que aporta interesantes reflexiones a la red.

    En este asunto, yo creo que todos somos un poco responsables del lío que hemos montado... todos, incluido Gorka, que fue el primero que estuvo desacertadísimo en sus calificaciones, que me parecieron una provocación por muy bien que lo haga en el Parlamento.

    Ya ve, a veces me desmarco con estas peticiones pacificadoras y conciliadoras después de haber tirado la piedra.

    En fin, riamonos un rato con Barley, que es LO QUE NOS UNE ¿le parece?. Escribí un post de su libro hace un par de semanas. ¿Se acuerda usted de aquel pasaje en el que va al dentista y le atiende un carnicero que le coloca una prótesis varias tallas más grande que la suya?. Que gran aportación hizo este hombre al humor de la ciencia en general, y al de la antropológica en particular.

    De Margaret Mead ni me hable, siempre me ha parecido infumable.

    Un cariñoso saludo Kepa, vuelva cuando quiera.

    ResponderEliminar
  14. ROGELIO

    Que gran comentario retrospectivo, que gran aportación. Me has hecho ver las cosas de otra manera, con más esperanza. Y que razón tienes. Somos mucho mejores, y LO QUE NOS UNE puede hacer que acabemos con ellos. Siendo así, no nos olvidemos nunca de ese espíritu: A POR ELLOS.

    ResponderEliminar
  15. El meollo del día, amiga Bárbara, la verdadera médula del momento es ese A POR ELLOS que estás aportando en tu bitácora, no los tiquis de Kepa o los miquis de Yago, sobre quien difícilmente me leerás a mí nada tan despectivo como él ha escrito acerca de mis convicciones más arraigadas (Lo de "disparar" con mi "arsenal" Gandhiano es bastante más agresivo que lo de mi "cansina melopea" sobre lo mismo, presentándome poco menos que como a una especie de predicador pelma), por ninguna fe en absoluto sino por haber leído y estudiado bastante a fondo sobre el particular pero, sobre todo, por haber conocido y tratado a uno de los hombres más sabios que he conocido en mi vida, quien me allanó muchas dudas y dificultades a la hora de encarar y comprender el valor de la no-violencia, eso que aún hoy hay quien confunde con "pacifismo" y angelical buenismo, despreciando toda su potencialidad en aras de los más infectos y superficiales clichés.

    Me acuerdo de muchas cosas del hilarante libro de Barley, como la cigarra que le impedía el sueño (y que era tan coriácea que sobrevivía a los más impactantes zapatazos), el murciélago que le daba un mentís a la leyenda urbana de su legendario radar y que se daba de morros en el muro de su choza y le caía aletando en la cara, ante el pavor del pobre antropólogo. El que sí parecía tener un radar, un sonar y un satélite espía privado ere el jefe Dowayo, al que nunca se le encontraba por ningún lado hasta que alguien tiraba del tapón de una lata de cerveza y entonces se materializaba allí como por ensalmo.

    Maravilloso libro, genial su continuación.

    De todas maneras, no entiendo muy bien por qué empiezas con el tuteo y pareces "corregirte" al final. Seguro que ha sido un despiste.

    ResponderEliminar
  16. Kepa, has de saber que despistes en el blog tengo miles. Lo del tú y lo del usted, pero además otras veces cometo algunas faltas de ortografía todavía más insultantes.

    No se si es pereza, prisa, dejadez, que he perdido mi vocabulario, que todavía he leído poco.... Aquí he sido capaz de escribir hisla o revelión. Así que te aseguro que me vas a tener que llamar la atención más veces.

    Pues sí, el meollo del día en realidad es el Vamos a Por Vosotros. ¿como se inventa según tú eso?

    ResponderEliminar
  17. Bárbara,

    Buena idea. Ya he escrito.
    Y la gratitud, de vuelta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Dª Bárbara, acompañar, consolar, apoyar...
    Volvamos a salir de casa, sólos, sin partidos, y a acerquémonos allí donde los asesinos maten.

    Eso para empezar. Mostremos a unos nuestro afecto y a otros los dientes.

    Un abrazo, amiga mía.

    ResponderEliminar
  19. Si Don Alfredo, eso lo vamos a hacer.

    Pero además, los partidos. Cada cual en sus puestos, cada cual haciéndolo desde un lugar, todas las piezas van a ayudarnos a ganar.

    ResponderEliminar