martes, 28 de diciembre de 2010

Navidades 2010. Operaciones con el Panteón Familiar


A mi Clan Familiar Extenso, en vida o en vida en nosotros, a quienes amamos y de quienes lo heredamos todo, seguramente también la carnicería humorística.



Le auguraba a mi no esposo en el camino cuales iban a ser las piezas seleccionadas por los Matarifes del Clan Familiar Extenso. Y le veía la cara de primer caído a Tío Nino, cuyo negocio, zozobraba con difícil equilibrio entre el balance de activos y pasivos.

Acomodados en el Salón de Visitas de la casa de Tio Nino, el esposo de Candelita y cuñado, por tanto, de Padre, le esquilmábamos las croquetas a la par que comentábamos cómo había decaído la calidad del aperitivo en la casa más selecta del Clan. Y nos remirábamos la decoración, encontrando si habría algo a faltar, que hubiese caído en los Monte Píos. La Primera Edición de la Enciclopedia Marina, la Colección Mulá sobre la Dama, los Lladró, los armarios infinitos y perfectamente ordenados por colores y conjuntos de los que tantas veces me surtía el abrigo, toda la belleza de la acomodada casa, incluidos los tíos a pleno rendimiento estaban allí.

El despiece nos llevó menos en ejecutar que la degustación de las croquetas, Tía Candelita, acallaba cualquier comentario sobre la exclusividad de su casa mientras colocaba como complemento de adorno en la mesa una serie de 6 adorables monaguillos cantores, pura artesanía, pintados delicadamente a mano sobre la escayola en carmesí y oro.

Tío Nino despreciaba el riesgo a la par que extraía de su pieza dental 23 un hilillo de hueva. La empresa llevaba en quiebra desde 1981, siempre fue mal y él había sido como el musgo que se pega a la piedra en la oscuridad de la sombra. Su patrimonio había conquistado 3 hijos que tardaron en encontrar su camino, 71 embarcaciones de carga de diferentes tonelajes, 4 barcos pesqueros, 5 embarcaciones de recreo, un rancho de equitación, 8 inmuebles, una cochera de exposición con 17 coches de época, una finca de fiestas, una galería de antigüedades....su mujer, interrumpió con oportunidad la lista del superviviente capitalista que podía llevar a su marido a un discurso innecesariamente ostentoso y aprovechó para sugerirle una cocina nueva. Y ahora quiero un Mercedes, terminó el Tío la lista y se dirigió a su esposa: Nena, si vendemos el panteón de tu padre te compro una cocina nueva.

Se vino entonces el silencio ante la singular propuesta y el subsiguiente encogimiento de Pubis, la novia de Padre, que se escurrió en el sillón acurrucándose sobre la Dignidad. Padre estalló en una carcajada, y para tranquilizar a Pubis, postergó la venta anunciando que iba a quedarse con la planta tercera, que llevaba ya varios meses poniéndole flores a ese piso para ir acostumbrándose a él. Tio Nino, si quería hacer negocio, podía ubicarlo en el Sótano. Su mujer, que estaría en el primero, bien podía ahuyentar a los acreedores asegurándoles que bajo no moría nadie y no conocían por los nichos ningún Nino.

Pero el Tío sabía insistir en el negocio, y nos calculó que el importe de la venta podía dar para unas cuantas cubas de gasolina, y por tener Padre Derechos de Primogenitura sobre su Hermana, se invertiría una parte en una caravana, que podría disfrutar en la ociosidad de la jubilación las próximas dos décadas mientras iba haciendo agradable camino hacia la tercera planta. Y mis primos, mi hermano y yo, abriendo el piquito y estirando el cuellito de crías demandábamos la morralla de la Operación de las Cubas.

Contentos con el botín, sólo era cuestión de solucionar la “cuestión de los restos”. Aquellos más finos podrían repartirse en urnas conmemorativas al calor de nuestro hogar. El problema surgía con los más gruesos.

Y le buscábamos una solución digna mientras sorbíamos calentito el caldo denso del puchero, los aromas y tuétanos de la ternera perfectamente fundidos con los del pollo y absorbidos por la masa de la Pelota y descubríamos al tendedor en el servido del cocido, la suavidad de las pechugas, las yemas, el deshacerse de las carrotas, la morcillita de cebolla y el garbanzo, que ha salido volando, porque realmente parece que no los ha preparado Tía con la antelación que requería la Mesa de Navidad, y unos garbanzos mal cocinados pueden perfectamente joder todo un cocido y convertir a Tía Candelita en la próxima pieza a echar al caldo.

lunes, 13 de diciembre de 2010

GALERAS DELENDI SUNT

Madera de héroe. ¿Lo conocen?. Es un libro de Delibes.
Ando imbuida en su lectura y creo que me estoy dejando contagiar por los deseos de heroísmo de Gervasito de la Lastra. El muchacho se cree llamado a un acto valeroso, precognición que se apoya en los extraños fenómenos bioquímicos que sufre su cuerpo cuando alguna heroica composición marcial lo estimula. Ha sido llamado para defender una causa superior.

Y así, en predisposición patriótica y enardecida por el moverse diligente de las tropas de uno y otro lugar en pro de la Transparencia en política y El Buen Gobierno, me dispongo a recopilar mis comentarios en un estimulante discurso de 6 puntos, en reconocimiento de la valentía del movimiento y para su algarabía.

1.- La opinión dinámica.

Decía Isacar en un inspirado dibujo que estamos en temporada de cítricos. Tenía toda la razón.
La mayoría de procedimientos electorales de UPYD se saldan con una sangría de abandono de afiliados, enviados al limbo de los expedientes disciplinarios, o simplemente desilusionados. Ocurrirá cada vez que haya elecciones. Caerá un Pablo de Tarso y un buen grupito de recientes afiliados, gente que todavía pensará que allí se puede participar en las decisiones políticas.

Hemos tenido la oportunidad de escuchar en el programa A FONDO, de RADIO INTERECONOMÍA a Rodolfo Laiz junto con Bejarano y Flores, los dos últimos recién expedientados a colación de un proceso de primarias en Baleares y Madrid, respectivamente. Rodolfo, ya un viejo sabio en esto de descuartizar a UPYD.

La verdad es dinámica, la opinión también. Lo es la gente que defenderá en algún momento los principios de participación, transparencia y buen gobierno. Yo hasta hace un par de años, tampoco había oído hablar de ellos ni sabía que podían defenderse.


2.- La fructífera actividad hereje.

También se cumple un año de la Reunión en Casa Soria, en la que muchos firmaron un manifiesto y se dieron de baja del partido.

Nuestra actividad política posterior se ha fragmentado (seguramente nunca estuvo unida) pero también ha sido muy fructífera: 3 partidos, dos asociaciones, apariciones en prensa y radio frecuentes, páginas de denuncia, varios foros de referencia, escribidores de blogs, periodistas simpatizantes con la causa.

Las propuestas de abordaje son variadas y van dividiendo en torno a ellas y entorno a relaciones personales a unos y a otros. Bien, quizás haya que hacerlo así. Entonces el reto está en llegar a acuerdos cuando encontremos los objetivos comunes. Acuerdos que permitan activar acciones que tengan mayor repercusión.

¿Cuál es tu red de contactos de defraudados por el partido, Navegante?. 2000, me dice.

2.000 personas. Es un genio navegante de la gestión de la red de contactos. La nutre y la actualiza en internet, al teléfono y de forma presencial. Alguien más debería aprender a hacer lo que tú haces.

Isacar, en una gloriosa aparición en los medios, junto a otros muchos (a mi misma me llegó un mensajito de Aurora Ferrer) protagonizan una concentración frente a las embajadas en una excelente demostración de gestión de la red de contactos.

3.- Somos más que los herejes.

¿Cuántas personas puede haber a las que les pueda interesar el mensaje de la transparencia y la participación?. ¿Tal vez el desnortado grupo de los abstencionistas?, ¿Los liberales por aquello de la promoción individual?, ¿Los socialistas que ven en las Pajines el espejo de su partido y que se atrevan a dar un paso al frente?.

También están constituyendo organizaciones.

La exigencia de transparencia no es sólo una reivindicación del ámbito político y no es sólo hereje. Hay mucha gente trabajando, incluso en las instituciones, para elaborar Códigos de Buen Gobierno, y en las grandes Corporaciones, se emiten memorias extensísimas que deben dar cuenta de todas las áreas de su gestión. Desde Europa se trabaja en que estas memorias resulten respondan a unos criterios comunes y resulten veraces (por ejemplo Global Compact), y también en la creación y estandarización de normas que certifiquen el control y la rendicion cuentas económicas, sociales y medio ambientales. En la bolsa existen fondos para estos activos que demuestran más cuidado en su gestión.

En España y en esta línea contamos por ejemplo con FORETICA, o con el OBSERVATORIO DE LA RESPONSABILIDAD CORPORATIVA, por nombrar sólo algunas de las múltiples iniciativas. También fragmentadas, también luchando por enredarse.

La transparencia es una vieja idea que anda encontrando su espacio en los sistemas socioeconómicos occidentales.

4.- Dejar a UPYD sin representación parlamentaria.


¿Y teniendo estas miras tan amplias y propias tenemos que seguir molestando a los de UPYD?.

Por supuesto. UPYD la primera, al puñetero vacío. Por resentimiento, sí, y por justicia, porque quien manipula, defrauda y desperdicia así el talento político debería pagarla electoralmente, pero sobre todo por oportunidad. Porque seguramente, ya somos más los que no estamos. Porque conocemos las estructuras, los procedimientos, porque crecemos a cuenta de vuestros desheredados y porque no van a quemar un espacio político que no saben defender.


5.- ¿Qué esconde Flores?

El candidato a Primarias por el Ayuntamiento de Madrid Javier Flores, a quien muchos recuerdan entre los bastidores fiel ejecutor de las órdenes de la candidatura de Rosa Díez en el I Congreso, sigue realizando comentarios y apariciones directamente encaminadas a debilitar la credibilidad y la reputación del Consejo de Dirección al que apoyaba y de sus Gestora Territorial en Madrid.

Y sin embargo, su apertura de Diligencias no a quedado en suspensión cautelar de militancia todavía. ¿Está Elvira Piñeiro, instructora reina del limbo disciplinar, demasiado ocupada en expedientar a los que todavía puedan presentarse a Primarias en contra de los intereses del Consejo de Dirección?. ¿Tiene Flores alguna información o acuerdo que le de tan privilegiada posición?. ¿Realmente cree que puede cargarse desde dentro la territorial designada por el Consejo de Dirección?, ¿Triunfará su columna?

Desde luego tiene interés comprobar en que quedaran sus ejercicios de funambulismo, pero en tanto me parece que tiene un efecto desestabilizador del todo provechoso.


6.- Aprendámonos, pues, la Conjugación en plural.


GALERAS DELENDI SUNT.

lunes, 6 de diciembre de 2010

ÚLTIMOS FESTEJOS DEL RITUAL FAMILIAR DE ACOGIDA DE UNA HEMBRA PARA PADRE

Y aunque segundas partes nunca fueron buenas productores y espectadores se empeñan en perpetuarlas. Nos anclamos a conductas, las volvemos a traer otra vez al presente y algunas reverberan en un ciclo, estilizadas, repetitivas y estereotipadas, llegando a formar parte de nuestros rituales sociales.

Se pueden hacer rituales de las cosas más variopintas como de volver a fumar, de reunirse con unos amigos, e incluso de perpetuar La Heregía.

Y ritualizando esos tres estaba yo a la vez, al calorcito de un restablecedor cocido en un viaje de lluvia. Como éramos viejos amigos, y el vino era, también restablecedor, nos entregábamos al recuerdo de las viejas y grandes hazañas y hacíamos concesiones de las que luego nos arrepentiríamos, como publicar un nuevo capítulo de LAS GALÁCTICAS.

Pues, aunque segundas partes nunca fueron buenas, ¿quien se atreve a chulear a estos cienes y cienes de resentíos?


ÚLTIMOS FESTEJOS DEL RITUAL FAMILIAR DE ACOGIDA DE UNA NUEVA HEMBRA PARA PADRE.


Lo cierto es que no por repetitivo deja el rito de ser desconcertante.

En el verano jugábamos, como siempre a comentar las mujeres que conocía Padre, elucubrando con la posibilidad de que fueran candidatas a Madr-Astra.
Sus mujeres y sus amigas habían llegado a formar parte del humor familiar, igual que mi ignorancia para hacer hijos o el deambular acupacional de mi hermano (si acupacional, negación de la ocupación). Ahí, donde duele y cada uno de nosotros aglutina múltiples fracasos, depositamos los Paraula todas las risas.

Lo cierto es que en los últimos meses le bromeaba condescendiente, haciéndole incapaz de conquistar a una mujer de fuste hasta que todos sus anhelos, sus mascotas de compañía y sus enseres íntimos quedaran enredados entre los aperos de nuestro chiringuito de playa. Con La Galáctica nº5 se me había envejecido, adormecido el vigor entre puentes dentales y farmacología de la micción, y empezaba yo a sugerirle, ya con el humor al 80% de mi frecuencia cardiaca máxima, cuanto más fructíferos no serían sus coqueteos en una cómoda residencia geriátrica.

Ocupada en esta visión, ni siquiera le había fijado el nombre a la Doña cuando Papá la nombraba aquí y allá que yo es que lo miro mal porque Glúteo dice que está mucho más delgado, y siéntate y prueba este arroz colombiano, receta de Coxis.

No fue hasta que un Martes formulara la frase de apertura ritual que advertí que aquellos comentarios constituían el amenazante prólogo de un avanzadísimo estado de las negociaciones: Que mira Nena, que si no le haría un descuento muy razonable a Pubis por el alquiler del piso del centro para instalar su negocio.

Y aquí ya sí un calambre azota mi nuca en rapto evangélico, los bellos de mi piel estirándose en chispas como las bengalitas en la Alborada , ¿Es que piensa Clítoris venirse a vivir a Elche?

Sería la última vez que me atreviera a pronunciar mal su nombre.

El Viernes en mi visita semanal a Padre, me abre la puerta una mujer y a más miradas que palabras, me indica que Padre está durmiendo, y que mi comida se encuentra donde es costumbre. Me impresiona el porte digno, que apenas he tenido unos segundos de ver. Pero frivolizamos, como manda nuestro estereotipado ritual, al llegar en privado a la habitación de mi hermano, sobre la cuenta de pérdidas y ganancias familiares:

Cielo Santo, Jose, es muy joven.¡Lo va romper!.- le cuchicheo. Además ¡todavía puede ser bastante fértil?. ¿No te das cuenta?, ¡Tres hijos dos inmuebles!.

Mi hermano, que desconoce la sabiduría “hebreo-balear” , valora más un plato de lentejas que su primogenitura, y encuentra en el advenimiento una excelente oportunidad para chantajear al Varón Pretendiente en el tiempo que dure el cortejo inicial. Por aparentar unos meses que es un hijo controlado que estudia o trabaja, un viaje a donde el Gaspar en Barna, por no mentar a las V Galácticas del Club precedentes, conexión libre a internet, por despejar el estudio para que la mujer coloque sus cosas, un abono anual al gimnasio. ¡Un puto chollo, vamos!.

A la hora del café, sobre el sillón de ver la telé de Papá, me contesta con escuetos monosílabos por encima de su libro en una conversación difusa por los anuncios publicitarios. Seguramente la ha advertido de lo gracioso que es mi ingenio. A mi me impresionan, la seriedad grave con la que me miran sus ojos militares cuando se alzan de la página, el chándal de la talla 40 y la lectura concentrada. ¿Entenderá el humor familiar, Papá?; NO.- dijo. Y no le gustó cuando la advertí de que la llamabas Pubis.

Costernada, el siguiente Viernes lo dediqué a conseguir caerle bien. Desmenuzaba su nombre pronunciándolo con esmero para que supiera que me lo había aprendido: G.L.A.D.Y.S

No era yo sola la que claudicaba en el control ante la presencia respetable y juvenil de la señora, tambien los demás, todos intentábamos obedecer con diligencia las nuevas normas de la casa. Ahora no se podía fumar en el salón, los cuadros del comedor estaban en el pasillo, alguien más que papá podía utilizar el sofá de ver la tele de papá, la sala del ordenador podía servir de costurería, eran más importantes los libros, se estilaban las plantas de interior, los paseos para caminar eran constantes, se utilizaban los juegos deportivos y de reflejos de la Wii, las batas de estar por casa se metían en la lavadora y no se podía dormir con lo que se estaba por casa.

Papá, en pleno entrenamiento, ataviado con su nueva sudadera con capucha bajo lema “ To Die or To Live”, concadenaba elegantes y técnicas posturas sobre la Tabla Fitness de la Wii, y dispuesto a todo, me sugirió que acercase una mañana a Alicante a Gladys, a la Subdelegación del Gobierno.

¡Así se las pintaban a Felipe ¿I?!.- pensé. Esta era la ocasión para atravesar el rasgo racial, descuartizarle el monosílabo y hacerla esclava de una sonrisa de paz. Recordaría siempre su nombre, y ella me deleitaría con deliciosa repostería los Viernes.

Y así fue.