lunes, 6 de diciembre de 2010

ÚLTIMOS FESTEJOS DEL RITUAL FAMILIAR DE ACOGIDA DE UNA HEMBRA PARA PADRE

Y aunque segundas partes nunca fueron buenas productores y espectadores se empeñan en perpetuarlas. Nos anclamos a conductas, las volvemos a traer otra vez al presente y algunas reverberan en un ciclo, estilizadas, repetitivas y estereotipadas, llegando a formar parte de nuestros rituales sociales.

Se pueden hacer rituales de las cosas más variopintas como de volver a fumar, de reunirse con unos amigos, e incluso de perpetuar La Heregía.

Y ritualizando esos tres estaba yo a la vez, al calorcito de un restablecedor cocido en un viaje de lluvia. Como éramos viejos amigos, y el vino era, también restablecedor, nos entregábamos al recuerdo de las viejas y grandes hazañas y hacíamos concesiones de las que luego nos arrepentiríamos, como publicar un nuevo capítulo de LAS GALÁCTICAS.

Pues, aunque segundas partes nunca fueron buenas, ¿quien se atreve a chulear a estos cienes y cienes de resentíos?


ÚLTIMOS FESTEJOS DEL RITUAL FAMILIAR DE ACOGIDA DE UNA NUEVA HEMBRA PARA PADRE.


Lo cierto es que no por repetitivo deja el rito de ser desconcertante.

En el verano jugábamos, como siempre a comentar las mujeres que conocía Padre, elucubrando con la posibilidad de que fueran candidatas a Madr-Astra.
Sus mujeres y sus amigas habían llegado a formar parte del humor familiar, igual que mi ignorancia para hacer hijos o el deambular acupacional de mi hermano (si acupacional, negación de la ocupación). Ahí, donde duele y cada uno de nosotros aglutina múltiples fracasos, depositamos los Paraula todas las risas.

Lo cierto es que en los últimos meses le bromeaba condescendiente, haciéndole incapaz de conquistar a una mujer de fuste hasta que todos sus anhelos, sus mascotas de compañía y sus enseres íntimos quedaran enredados entre los aperos de nuestro chiringuito de playa. Con La Galáctica nº5 se me había envejecido, adormecido el vigor entre puentes dentales y farmacología de la micción, y empezaba yo a sugerirle, ya con el humor al 80% de mi frecuencia cardiaca máxima, cuanto más fructíferos no serían sus coqueteos en una cómoda residencia geriátrica.

Ocupada en esta visión, ni siquiera le había fijado el nombre a la Doña cuando Papá la nombraba aquí y allá que yo es que lo miro mal porque Glúteo dice que está mucho más delgado, y siéntate y prueba este arroz colombiano, receta de Coxis.

No fue hasta que un Martes formulara la frase de apertura ritual que advertí que aquellos comentarios constituían el amenazante prólogo de un avanzadísimo estado de las negociaciones: Que mira Nena, que si no le haría un descuento muy razonable a Pubis por el alquiler del piso del centro para instalar su negocio.

Y aquí ya sí un calambre azota mi nuca en rapto evangélico, los bellos de mi piel estirándose en chispas como las bengalitas en la Alborada , ¿Es que piensa Clítoris venirse a vivir a Elche?

Sería la última vez que me atreviera a pronunciar mal su nombre.

El Viernes en mi visita semanal a Padre, me abre la puerta una mujer y a más miradas que palabras, me indica que Padre está durmiendo, y que mi comida se encuentra donde es costumbre. Me impresiona el porte digno, que apenas he tenido unos segundos de ver. Pero frivolizamos, como manda nuestro estereotipado ritual, al llegar en privado a la habitación de mi hermano, sobre la cuenta de pérdidas y ganancias familiares:

Cielo Santo, Jose, es muy joven.¡Lo va romper!.- le cuchicheo. Además ¡todavía puede ser bastante fértil?. ¿No te das cuenta?, ¡Tres hijos dos inmuebles!.

Mi hermano, que desconoce la sabiduría “hebreo-balear” , valora más un plato de lentejas que su primogenitura, y encuentra en el advenimiento una excelente oportunidad para chantajear al Varón Pretendiente en el tiempo que dure el cortejo inicial. Por aparentar unos meses que es un hijo controlado que estudia o trabaja, un viaje a donde el Gaspar en Barna, por no mentar a las V Galácticas del Club precedentes, conexión libre a internet, por despejar el estudio para que la mujer coloque sus cosas, un abono anual al gimnasio. ¡Un puto chollo, vamos!.

A la hora del café, sobre el sillón de ver la telé de Papá, me contesta con escuetos monosílabos por encima de su libro en una conversación difusa por los anuncios publicitarios. Seguramente la ha advertido de lo gracioso que es mi ingenio. A mi me impresionan, la seriedad grave con la que me miran sus ojos militares cuando se alzan de la página, el chándal de la talla 40 y la lectura concentrada. ¿Entenderá el humor familiar, Papá?; NO.- dijo. Y no le gustó cuando la advertí de que la llamabas Pubis.

Costernada, el siguiente Viernes lo dediqué a conseguir caerle bien. Desmenuzaba su nombre pronunciándolo con esmero para que supiera que me lo había aprendido: G.L.A.D.Y.S

No era yo sola la que claudicaba en el control ante la presencia respetable y juvenil de la señora, tambien los demás, todos intentábamos obedecer con diligencia las nuevas normas de la casa. Ahora no se podía fumar en el salón, los cuadros del comedor estaban en el pasillo, alguien más que papá podía utilizar el sofá de ver la tele de papá, la sala del ordenador podía servir de costurería, eran más importantes los libros, se estilaban las plantas de interior, los paseos para caminar eran constantes, se utilizaban los juegos deportivos y de reflejos de la Wii, las batas de estar por casa se metían en la lavadora y no se podía dormir con lo que se estaba por casa.

Papá, en pleno entrenamiento, ataviado con su nueva sudadera con capucha bajo lema “ To Die or To Live”, concadenaba elegantes y técnicas posturas sobre la Tabla Fitness de la Wii, y dispuesto a todo, me sugirió que acercase una mañana a Alicante a Gladys, a la Subdelegación del Gobierno.

¡Así se las pintaban a Felipe ¿I?!.- pensé. Esta era la ocasión para atravesar el rasgo racial, descuartizarle el monosílabo y hacerla esclava de una sonrisa de paz. Recordaría siempre su nombre, y ella me deleitaría con deliciosa repostería los Viernes.

Y así fue.

29 comentarios:

  1. Mundial. No auguro buen rollo. Sería un desastre; la literatura acaba cuando llega la paz.

    ResponderEliminar
  2. ¡Por fin!
    Nunca es tarde si la dicha es buena.
    Primera consecuencia merecedora de aplauso del cocido madrileño.
    ¡Y el blog me ha dejado entrar!
    Un abrazo, y, que siga la historia

    ResponderEliminar
  3. Por lo menos, es la primera consecuencia de la que me entero. Porque ha habido otras cosas, pero ya estaban en marcha, pero de esta continuación te convencimos entre todos...

    ResponderEliminar
  4. ESTUPENDO, EXPLENDIDO, EXTRAORDINARIO.
    Me alegro un monto que vuelvas a escribir, otra mas añadir a nuestros blogs de lectura (Angel, Mikel, Plazaeme, Juan, Juan Fernando, etc).
    Bien es cierto que aunque en la galera nos han puteado hemos salido ganando.

    ResponderEliminar
  5. ¡Ay Barbarita!, espero que nos sigas contando la historia de Pubis (no angelical, me imagino), que disfrutamos mucho leyéndote, aunque me parece que el desenlace ya me lo sé......¿existen las píldoras masculinas?, seria bueno hacer uso de ellas porque seguro que de las femeninas uso no se piensa hacer. Ojalá que por lo menos sea buena la repostería de los viernes y a vivir que son dos días.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Buenos días a todos Corasones.

    Primero, daros las gracias de corazón por estar prestos a la emisión del capítulo. Especialmente a los que me animáis frecuentemente a publicar, he de deciros que considero una suerte enorme el poder haber compartido de una forma tan placentera, nuestros pensamientos y proyecto, en vuestros blogs, redes sociales o en las mías.

    Yo no soy muy regular en nada, cuestión esta de la que estoy recibiendo entrenamiento severo de mi adorable niñera REFOG (sí, así se llama). Tampoco en la escritura. Pero me gusta ciclicamente ver a Viejecita a la puerta de mi casa, a Jose María preparándome un cocido, a Brushi conspirando, a Alegría sonriendo, a Plaza retratando, a los anónimos tocando, a los que vienen y vendrán. Así que para quien quiera volver a sintonizar el canal, publicaremos 2 entradas mensuales para los próximos tres meses.

    Junto a nuevos estrenos como LOS INQUILERINOS, o REFOG: MI ADORABLE NIÑERA, emitiremos alguna reposición del CANAL PRIVADO, como NENAS DE GIMNASIO, para aquellos que no lo sintonizaron allí.

    Para financiarlos podremos cortar la conexión emitiendo unos espacios publicitarios patrocinados por Esperanza Aguirre, sobre las maniobras de la Galera Magenta, en aguas de Extrema Mierda.

    ResponderEliminar
  8. Placilla, cooperación de civilizaciones ¿porque no iba a funcionar?. Las grandes empresas transnacionales lo practican, todo es definir unos objetivos asequibles. Un pastel de queso con arandanos a cambio de un GLADYS, me parece sencillo de ejecutar. Plaza tú no la has visto, conforme llego empezó a hacerse la colección de cuchillos asiático del Diario Información.
    Más vale un mal acuerdo que un buen desacuerdo.

    ResponderEliminar
  9. Viejecita,
    Bueno las consecuencias del cocido son valores intangibles, la unión, el impulso, la alegría....
    Son fechas como las navidades. Es importante resaltar el trabajo que se lleva haciendo desde todo un año: con creación de organizaciones, con artículos de opinión, con creación de webs. En realidad el movimiento de los desplazados de los partidos ha sido muy fructífero.

    Me alegro mucho de verla por aquí, por cierto.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo,
    Un placer recibirle, veo que hablamos el mismo lenguaje. Por su acento creo que le reconozco, pero para salir de dudas ¿podría decirme su nombre?.

    En Espíritu de nuestro Presidente, Jose Luis Rodríguez Zapatero, yo diría que en el caso de la Galera Magenta salió perdiendo LA HUMANIDAD.

    ResponderEliminar
  11. Alegría,

    No tengo programado ningún capítulo de las GALÁCTICAS más. Mira los veo tan felices que hasta me alegraría si tuvieran hijos. Al fin y al cabo pisos son lo que me sobra. Ya lo comprenderá usted cuando le hable de los INQUILERINOS.

    Un placer como siempre volver a verte y también por aquí, Alegría.

    ResponderEliminar
  12. Barbarita veo que aun escondiendome se me nota aquello de "galera delenda est".
    Pues eso un besin
    Navegante.

    ResponderEliminar
  13. "¡Es muy joven, lo va a romper!"

    :) Si así fuera bienvenido el fin, después de otros muchos, en el extremo gozoso de orgasmo cósmológico :)

    ResponderEliminar
  14. Nena, llegan las navidades...
    Juega bien tus cartas, q yo no las tendría todas conmigo. Acuerdaté de aquella Navidad con la pasada galáctica en la que peligró tu Balay.
    Y bravo por esos dos post mensuales, aqui me tendrás como un clavo, ya sabes que disfruto mucho leyendote. Me ha encantado este post y tu forma de expresarte,jajaja ...pero, creo que eso ya lo sabes...
    ¡Quiero más historias de Padre y Pubis, plis!

    Muakkss!

    ResponderEliminar
  15. O sea, que Padre os ha militarizado.

    Bueno, me alegra ver que vuelves a escribir, y por la puerta grande! Espero tus próximas entradas.

    Un abrazo! ;)

    ResponderEliminar
  16. Edison y Brushi, mis más genuinos amigos blogueros en trayectoria. Gracias por volver una vez más a dónde os sugiero. Un blog necesita lectores y vosotros sois los más queridos. Así que sííí, yo también os espero.

    Igual pongo alguna reposición del blog del Windows Live, de esas que ya habéis visto tú y ella , porque no puedo asegurar 3 meses de ingenio creativo. Vosotros haced como que es nueva, así, como con mucho entusiasmo. ;)

    ResponderEliminar
  17. Brushi, es que lo que no quiero son electrodomésticos. Papa me ofrece estas navidades una cafetera Nexpreso, pero tengo suficientes bichos electricos. Necesito una Balay. Le digo que no quiero eso que nos hace falta un jersey calentito para cada uno. Pues ya me ha llamado tres veces, que no me lo puede compra porque no sabe la talla, que si no prefiero una wii o un chandal.

    Al final me lo comprará Gladys, ya verás. Mi padre no sabe hacerme un regalo tan personal.

    ResponderEliminar
  18. Por cierto, ¡No la llames Pubis!, que me gusta la reposteria.

    ResponderEliminar
  19. Bubo,
    En el Extremo Gozoso del Orgasmo Cosmológico..

    Sin duda, así morirá, como un semental, echando un kiki con su astra galáctica....

    Aunque no parece que vaya a ser ésta semana, de repente lo veo como 10 años más jóven.

    ResponderEliminar
  20. Navegante, es imposible que te escondas. Bienvenido dos veces pues.

    ResponderEliminar
  21. Bueno Bárbara en cuanto has quitado la restricción contra los menores he podido volver a entrar. Se ve que se me nota ya mucho que estoy empezando mi segunda infancia.
    En el próximo cocido, los demás tomareis garbanzos, y yo estaré con el biberón...

    ResponderEliminar
  22. ¿ Que postres sabe hacer La Galáctica Gladys?

    ResponderEliminar
  23. Barbara, pues entonces terminara como el de la pelicula italiana que a mi tanto me gusta y que os pase el enlace en una ocasion. Echando un kiki.

    ResponderEliminar
  24. Viejecita, postres sencillos, coca de chocolate, tarta de queso, hojaldres con melocotón......En realidad lo importante no es el recetario de postres en sí, lo importante es que se centre precisamente en el postre y que por tanto, no intente más "arroces" sin dominar la técnica del arroz valenciana. :)

    ResponderEliminar
  25. Bárbara, dices:
    " Postres sencillos; hojaldres con melocotón "
    ¿Desde cuando es sencillo de hacer el hojaldre?. ¡Lo que me costó aprenderlo a hacer, que se me mezclaban las capas, y acababa siendo pasta quebrada en vez de hojaldre!
    Si le sale bien de verdad, podríais montar un catering, y sacar una pasta (nunca mejor dicho).

    ResponderEliminar
  26. Queeeee va,que va, viejecita, el hojaldre comprao en el mercadona, junto con el resto de postres de sobre.

    Ya moriría yo por un hojaldre artesano suyo, viejecita.

    ResponderEliminar
  27. Nena como tenga que ir Pubis a compraros los abrigos calentitos, las lleváis claras jajaja...
    No te esperes dos maravillas de la moda del Corte Inglés..., esta irá a las rebajas del Kiabi o del Primark, le dirá a tu padre que le han costado una pasta gansa, y se embolsará el dinero restante ...
    jajajaja...
    Vamos como si lo estuviera viendo, las astras son todas así de brujas...
    Y haciendo honor a la sinceridad que me caracteriza...realmente, eso es lo que haría yo!!...

    ResponderEliminar
  28. :)
    No hará falta. Papa es generoso.

    Y de momento parece que a la Astra le importan más los libros y las plantas que los abrigos. Cosa que no puedo decir de mi.

    ResponderEliminar