martes, 8 de febrero de 2011

Las Tres Visiones

En las ocasiones festivas, padre disfrutaba proponiendo un juego de descubrimiento del yo para impresionar a los contertulios. Mezclaba el hinduismo, el cristianismo y la antigua creencia basada en el espíritu de los totems animales y prometía que los descubrimientos que proporcionara el juego estarían basados en el psiconanálisis. Si alguno de mis lectores se anima a participar, le sugiero que siga las instrucciones y se detenga a ejecutarlas como si fuera un jugador cuando advierta el STOP en el texto.

Al fallecer el jugador, y previos los saludos oportunos a San Pedro, Dios te explica que no es posible la reencarnación en una persona, se le han acabado los cuerpos, pero puedes vivir la sin igual experiencia de habitar un animal en tu siguiente vida. Te invita a que le describas el animal en el que has pensado y le des el máximo posible de detalles de su situación, a fin de que él encuentre exactamente el mismo que tú deseas.

STOP

Al escuchar tus deseos, Jehová repasa la lista deseando conceder el placer a su amado hijo, pero descubre perturbado que el Angel de los Cuerpos no ha hecho su trabajo diligentemente. Aspira, pondera, y disimula la paciencia que ha de tener con su Ángel.

Amado hijo.- te dice.- Yo sé que en tu corazón todavía puedes escarbar más y encontrar un animal que permita desarrollar mejor el espíritu que llevas dentro. Escoge pues un animal acorde con tu segunda búsqueda.

El fallecido ha de intentar completar los máximos detalles posibles de su visión: lugar donde se encuentra, color, pelaje, sexo...

STOP

Cuando acabas la segunda Jehová se siente fascinado y reconfortado por las cosas que descubre de ti mientras te escucha.

Hijo de mis manos, bien sabes las pérdidas de La Tierra en especies animales, y que su repoblación lleva tiempo incluso a un espíritu tan poderoso como mi Angel de los Cuerpos. Te pido que enuncies una última y definitiva tercera especie en la que te gustaría vivir, y yo haré que cobre cuerpo de nuevo en la tierra si fuese que todavía no la hemos repoblado.

STOP


A mis once años mi primer animal era un Buho en mi ventana, pues esa visión significa aquello que yo quiero llegar a ser. Con el discurrir de mi vida he llegado a comprobar que esto aguardaba interesantes similitudes con la realidad. Espero poder explicároslo pronto y más detenidamente en otro post.




El segundo elegido, es aquel que representa la apariencia que presentamos a los demás. Yo encontré una hembra pony libre en el valle disfrutando de los pastos a pocos pasos de otros miembros de la manada. Ya me dirán los lectores si esto coincide con la apariencia que proyecto. (Lamento no ponerles imagen, google no dispone ya de ponys libres paciendo en valles)

El último y más profundo esfuerzo de encontrar una visión que representara a mi verdadera esencia animal, estuvo dedicada a una tijereta. (Aquí no pongo imagen porque estoy segura de que no impresionaría sino a un tijereto)

Dios explica entonces que
Podemos ocupar sin miedo a perder nuestro propio espíritu ese animal, puesto que la última elección retrata nuestra más genuina esencia.

Y ciertamente no exige demasiado este bicho, lo único que se espera de ella es que salga apresurada de bajo de cualquier maceta.

30 comentarios:

  1. Leches Barbara que complicado esta hoy esto, a ver si tengo tiempo de leerlo despacio porque soy un poco borrico y de primeras no lo entiendo.
    Jose Maria

    ResponderEliminar
  2. :) en realidad era un entretenimiento para desvelados. Seguramente a la luz del día pierde su encanto. Un besote Jose María.

    ResponderEliminar
  3. Qué va, Bárbara, a plena luz también tiene muchísimo encanto. Tu modo de plantearlo (o el de "padre"), tan imaginativo, insinuante... ha conseguido que no sospechara que se trata de un juego que ya conocía, así que he participado activamente.

    No se si lo he hecho bien porque ya le he puesto muchos detalles al bicho del principio.

    Mi primer bicho era un felino, uno de tamaño grande, una hembra. Un animal hermosísimo a ojos humanos. Pero no he podido decidir si era tigresa o jaguar. Fuerte, rápido, poderoso, pero con menos instinto cazador de lo que tienen estas especies. En medio de la naturaleza salvaje.

    Con tantos detalles ya puestos al principio, en el segundo paso sólo he podido añadir pinceladas: decididamente el bicho tiene poco instinto cazador, casi ninguno, así que emplea sus facultades en el disfrute de la naturaleza. Su piel es desvaída, menos hermosa que la de antes y, desde luego, sin la imagen agresiva que dan esas pieles. Una piel casi blanca.
    El animal está en reposo, dentro del claro de un bosque, encima de una roca, y teniendo a la vista un río.
    Tigre ya no es, definitivamente. Y lo de jaguar le queda un poco grande.

    El tercero es un perro, grandote pero nada fiero. Bondadoso. Pero más independiente de sus amos de lo que suelen ser los perros.

    Creo que cualquiera de las tres imágenes es demasiado idealista con respecto a lo que yo soy. Y que ninguna se corresponde a cómo me ven los demás, salvo quizá la última para quienes me conocen bien, sólo para ellos.

    No me lanzo a psicoanalizarme porque estoy en público.

    ¿Así que tijereta, eh? Da que pensar y te pediría más detalles si no fuera por eso, que estamos en público.

    Gracias por hacernos jugar.

    ResponderEliminar
  4. Todavía no he leído el comentario nuevo de hoy.
    Solo quiero decir:

    ¡¡¡Muchas Felicidades y Un Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  5. Bárbara
    Lo del buho te pega todo. Lo del caballito salvaje también pero lo que es la tijereta, que se esconde en los dedos de los guantes de fregar, y te pega un mordisco cuando te pones el guante, o se escapa después de hacerte un agujero con sus pinzas-dientes en tu mejor camisa que tenías para planchar, no te pega nada, nada, nada.
    Y yo, desde luego, si me muero y me encuentro con que sí hay Dios, le iba a echar tal rapapolvo, por darnos razón y juicio, y pretender que los anulemos por causa de la fe en Él, que no me iba a dar opción de reencarnarme. Como mucho, en una piedra, para que estuviese callada por los siglos de los siglos... Pero ya me las arreglaría yo para caer en un riachuelo, y hacer cantar al agua cuando se chocara conmigo...

    ResponderEliminar
  6. Hola Montse, me alegro de que te haya entretenido, yo tampoco soy buena analista, pero podemos invitar a mi padre a que venga a comentar........

    ResponderEliminar
  7. Querida viejecita, muchas gracias, está siendo un día muy bonito.

    Doña mía, no trate usted así a las tijeretas, piense cuanto más asustadas no estarán ellas de ver su dedazo en el apacible territorio de compuesto orgánico que acababan de encontrar... Y sus camisas, ¿seguro que no ha sido algún fumador de la casa?. Con lo que tiene usted de jardín ya me extraña que se pongan a ponerse camisas.

    Las revistas de jardín juran que son inocuas, o incluso beneficiosas, y es realmente extraño que se produzca una plaga. Sólo un pequeño mordisquito.....

    ResponderEliminar
  8. Por cierto viejecita, que bonita le ha salido la frase:

    "Él, que no me iba a dar opción de reencarnarme. Como mucho, en una piedra, para que estuviese callada por los siglos de los siglos... Pero ya me las arreglaría yo para caer en un riachuelo, y hacer cantar al agua cuando se chocara conmigo... "

    La metáfora demuestra cabalmente su vitalidad, viejecita.

    Dudo mucho que un Dios tratase con tanto desprecio a una hija tan viva. Yo no creo en la reencarnación, más en la resurrección. Aunque no se si llegaré a ella, creo que Dios no castigaría a mi espíritu volando de alma en alma.O me dejaría morir para siempre o me levantaría otra vez como Nuria, de la especie humna.

    ResponderEliminar
  9. ¡Se ve que a ti no te ha mordido en un dedo una tijereta! Hacen muchísimo daño. Yo es que a esos bichos les gusto mucho. De pequeña me mordió una de esas arañas peludas con una cruz en la espalda, y si no es porque mi abuela había sido enfermera militar, y no le tenía miedo a nada, y me hizo un tajo en el pié para sacarme el veneno, no creo que hubiera llegado a vieja. Que ya tenía la pierna hinchada hinchada, y medio azul, y subía hacia arriba el veneno. (Sigo teniendo la cicatriz como recuerdo).

    ResponderEliminar
  10. Muchas felicidades, Bárbara.
    Y que cumplas muchos más.
    Y que después de cumplirlos, resucites si así lo crees y deseas.

    Con esas ganas de volver a ser Nuria me has recordado aquel poema de Espriu en el deja clarito a Dios que él quiere resucitar en una Tierra exactamente igual que esta en la que estamos.

    ResponderEliminar
  11. No, de Espriu no, de Maragall. Me refería al Cant Espiritual.

    Por otra parte, quizá estaría bien eso de que invitaras a tu padre al blog. Es muy posible que tuviera mucho que decir, ya no sobre este apartado sino sobre los otros.

    ResponderEliminar
  12. Uffff, Montseee, has traído a colación un poema precioso. El deseo de Maragall puede cumplirse, a la luz de las Escrituras. En ellas se habla siempre de resurrección. Yo creo que esa esperanza sería de nuevo en la Tierra:

    "Y los mansos mismos poseerán la tierra y vivirán para siempre sobre ella". Dijo Jesús en discurso del monte (mateo 5:5)

    Maragall lo dice precioso. Copio un trozo:

    "Si el món ja és tan formós, Senyor, si es mira
    amb la pau vostra a dintre de l'ull nostre,
    què més ens podeu dar en una altra vida?

    Però estic tan gelós dels ulls, i el rostre,
    i el cos que m'heu donat, Senyor, i el cor
    que s'hi mou sempre... i temo tant la mort!

    Amb quins altres sentits me'l fareu veure
    aquest cel blau damunt de les muntanyes,
    i el mar immens, i el sol que pertot brilla?
    Deu-me en aquests sentits l'eterna pau
    i no voldré més cel que aquest cel blau.

    ResponderEliminar
  13. En cuanto a tu análisis, se lo diré a mi padre a ver si se pasa. Si no ¿me dejas intentarlo a mi?

    ResponderEliminar
  14. Querida Bárbara

    Te mando un enlace. Es para, si te parece bien, firmar una carta al presidente del gobierno, incluso para difundirla si te gusta.
    Es una carta hecha por Al.
    La idea es conseguir 500 firmas en un mes. En tres días, solo hemos firmado 4. Así que el hombre está un poco desanimado. Como estaba el Romano hasta que tu empezaste a mover las cosas...
    Perdona que abuse. Una siempre se pasa con la gente que le ayuda, lo cual no deja de ser bastante injusto.
    ¡Un Abrazo!

    PS- ¡Que bonito es el catalán a la hora de leerlo!. Ese poema suena de cine. Os lo agradezco a Montse y a ti por ponerlo. ¡ Y eso que soy demasiado materialista y concreta para tener verdadera afición por la poesía !


    http://actuable.es/peticiones/presidente-necesitamos-votar-que-queremos-ser

    ResponderEliminar
  15. bueno, no era un enlace, que no sé hacerlos aunque me han intentado enseñar muchas veces, pero si se copia y se pega arriba, sale.

    ResponderEliminar
  16. Querida Viejecita, yo me paso la vida sugiriéndole acción a los demás, así que ya estaría feo que yo me molestase por una petición de firmas. Quizás Al podría colocar este texto en la sección "hablando con mi diputado", igual lo mandó por email, pero se me debió perder entre los cientos de correos herejes que pululan estos días por el buzón y los blogs de referencia.

    ¿Sabes? con respecto a la poesía, yo tampoco tengo paladar para ese manjar.... excepto en leves encuentros de algún autor que me gusta. Y no en narrativa pero si en poesía me suelen conmover más los escritos en catalán/valenciano/mayorquín. Si quiere que le traduzca alguno lo haré encantada.

    ResponderEliminar
  17. Le diré a Al que ponga el enlace en la sección que propones. Pero hoy seguía con solo 4 firmas, y está muy desanimado, pensando en borrarlo.
    En cuanto a la traducción, yo creo que la gracia de la poesía en catalán/valenciano/mallorquín, es justamente que al no ser el idioma habitual, al menos para mí, una se fija más en las palabras y en su música, y disfruta mucho más.
    Pero no necesito traducción. Que se entiende perfectamente. Aunque eso sí, no me atrevería a escribir en ese idioma, aunque disfrute leyéndolo.

    ResponderEliminar
  18. Ese poema a mi siempre me ha conmovido profundamente. Pero, en general, me ocurre lo contrario que a ti, Bárbara, soy capaz de apreciar mejor la musicalidad del castellano. Empecé a leer en catalán demasiado tarde, pues aunque mi lengua materna es una variedad del catalán (la que se habla en algunas zonas de Aragón), la gente de por aquí sólo sabía escribir en castellano y así redactaba, por poner un ejemplo, la correspondencia familiar.

    Analiza, analiza, todo lo que quieras. Lo estoy deseando, la verdad, a pesar de lo que dije. Yo observaré, a ver qué tal.
    Ya me he fijado en que Viejecita, entre unas cosas y otras, no se ha imaginado en ningún momento como un animal. O se empeña en ser persona, o se pone como cosa (agua, piedra). Pero eso no es análisis, sólo una constatación.

    Me pasé por el blog de Pérez Castell, pero hace días que no ha cambiado la entrada.

    ResponderEliminar
  19. Montse, pues yo si he visto una nueva entrada donde Castell, de fecha del 11. Además hoy es su cumpleaños, tiene cientos de felicitaciones en el facebook. Debe ser muy querido.

    ResponderEliminar
  20. En cuanto a la visión.
    He puesto tigresa en el google y han aparecido montones de mujeres que reclaman a las tigresas para sí. Su fuerza, su majestuosidad, su exotismo oriental y su independencia son a menudo un reclamo. Viven en los bosques y las sabanas y efectivamente son cazadoras. Nadan y cazan hasta en el agua. Me ha gustado su camuflaje de rayas. Si los afeitan las rayas negras siguen estando allí, están en la piel.

    Sus tigres la tratan bien, y las dejan comer primero.

    La caza del tigre oriental proporionaba a su cazador una interesante farmacopea pues sus partes proporcionaban recursos a la medicina tradicional china.

    Se calcula que existen sólo 3000 animales salvajes y 20.000 en cautividad...... Así que no me extraña que Yaveh, mirando a su lista no lo haya encontrado buscando en su lista y te haya pedido que pensases en un segundo animal..

    ¿que dices?, ¿con esos datos puedes desvelar tú si podrías vivir en ese animal?

    ResponderEliminar
  21. Tienes razón Montse
    No me gustaría nada vivir como animal.
    Así que, si por obligación tuviera que reencarnarme en uno, elegiría una orca como primero, una merluza del cantábrico de segundo, y una célula (o como sea que se les llame ) de plancton, como tercera opción.
    Porque por lo menos, viven en el mar, y tienen mucho territorio donde escaparse.

    ResponderEliminar
  22. Bárbara: No, no podría, por el tema de la caza. Me produce un gran rechazo, no se por qué.
    Y he estado a punto de decir que tampoco podría llevar un traje tan vistoso como el del traje a rayas. Aunque si forma parte tan de sí mismas que hasta lo llevan sin pelaje... no se... eso es bonito.
    Por cierto, me equivoqué en mi primer comentario al decir que dudaba entre tigresa o jaguar. Las imágenes que tenía eran las de tigresa o hembra del guepardo. Hace tiempo que no hablo de animales y me lié. La leona también me gusta, pero es la encargada de cazar...
    Me identifico más con el perro, de momento.

    Viejecita, me dejas con la boca abierta con tus elecciones. Creo que merecerán otro comentario más adelante si Bárbara nos permite seguir aquí.

    Sí, ya he visto hoy la nueva entrada de Pérez Castell, pero no me ha dado tiempo a leerla. Gracias por el aviso.

    ResponderEliminar
  23. Montse, un lobo doméstico, pues.
    Lo que a mi más me llama la atención de los perros es su desarrollo sensorial del oído y el olfato. Son excelentes rastreadores y custodiadores, por los sentiimientos de protección que generan hacia personas, rebaños, manadas....

    ResponderEliminar
  24. Viejecita, sus tres animales son tan sugerentes que se explican por si solos.

    :D

    ResponderEliminar
  25. Pues con las características que dices, Bárbara, yo me quedo definitivamente con el perro.

    Viejecita, ya te digo que todas tus elecciones me han sorprendido. Por no extenderme, me voy a la segunda, que se supone que es cómo te ven los demás. Ya se que eso no se tiene que corresponder necesariamente con una pregunta y respuesta, pero vamos a probarlo un poco:

    - Oye, tu, si te dijeran con que animal identificarias más a Bárbara, ¿cuál dirías?
    - !Una hembra poney en el valle!

    Oye, tu, si te dijeran con que animal identificarías más a Montse, ¿cuál dirías?
    - !Una especie de gatazo grande mirando el paisaje!

    Oye, tu, si te dijeran con que animal identificarías más a Viejecita, ¿cuál dirías?
    - !Una merluza del Cantábrico!

    ¿Ves cómo tu opción queda más rara que las otras? Yo diría que rarísima.

    Por otra parte, qué afición teneis ambas a poder escapar: la tijereta que escapa rápido de debajo de las macetas, los bichos marítimos que tienen todo el mar para escapar...
    Después de todo, no es mala idea :)

    ResponderEliminar
  26. Hay otro poema en catalán que también me gusta y que, aunque no es tan impactante como el Cant Espiritual tiene en común con ese que igualmente habla del fin de la vida pero resultando optimista, vital. Os lo pongo esperando que así os parezca.
    El verso "doll de flama del estiu" significaría "chorro de llama del verano"
    "Rostolls" son "rastrojos"
    "Guspires" son "chispazos"
    "Raïm" es "racimo de uva", y "sencer" es "entero".
    "Mot" es "palabra"
    El resto de términos se parecen al castellano.

    Déu nos do un acabament
    com aquest de l´any que fina.
    Doll de flama del estiu,
    si t´has fet llum endolcida,
    a la punta dels rostolls
    veig encara tes guspires.
    Ara el sol de la tardor
    és de bona companyia:
    va escurçant el seu camí
    i sospira quan camina.
    Portaré un raïm sencer
    a la porta de l´amiga:

    Menjarem tot el raïm
    sense mourens de la llinda,
    ans que un mot no serà dit
    o d´amor o de renyina.
    I enc que vingui la frescor
    que, en caient a tarda, es gira,
    i tremoli l´alt fullam
    de l´adéu que el sol envía,
    el raïm farem durar
    com si fos tota una vida.

    Josep Carner: CANÇONETES DEL "DÉU-NOS-DO", III

    ResponderEliminar
  27. Yo lo de la merluza del cantábrico si lo entiendo.

    A viejecita no le gusta presumir de sus cualidades, elige un animal anónimo, eso sí, tope español y vasco. Prefiere que la gente la observe con esa inclinación al humor, a la humildad y a la naturalizad que sugiere la merluza cantábrica.

    ResponderEliminar
  28. En cuanto al poema, me ha recordado mucho muchísimo a las canciones de mona típicas de elche. Están recogidas en una publicación del museo de pusol, me encantaría enseñartelas.

    ResponderEliminar
  29. Eso quiere decir que nos tendremos que conformar con una medalla de bronce cuando nos reencarnemos! Bueno, en mi caso no está mal... aunque prefería mis dos primeras opciones.

    ResponderEliminar
  30. Hombre Edison!, bueno, quizás tu primer animal no esté en peligro de extinción. Cuenta cuenta

    ResponderEliminar